Skip to content

Ataxia por gluten

ataxia que afecta al cerebro al entrar gluten al cuerpo

Ataxia por gluten

La ataxia del gluten es un trastorno auto-inmune en el que los anticuerpos que se liberan al digerir el gluten atacan una parte del cerebro por error.

El gluten es una proteína que se halla en el trigo, el centeno y la cebada. Aunque la mayoría de las personas no tienen problemas para digerir esta proteína, muchas personas tienen sensibilidad al gluten o una enfermedad llamada celiaquía.

Las personas que tienen problemas para digerir el gluten pueden desarrollar problemas digestivos y causar daño al intestino delgado cuando comen algo que contiene gluten.

En algunos casos, la reacción del cuerpo al gluten puede volverse bastante severa. En estos casos, el cuerpo comienza a atacar el sistema nervioso central, lo que puede causar ataxia de gluten.

¿Como sucede?

Cuando alguien tiene ataxia de gluten, los anticuerpos que se liberan cuando digieren el gluten atacan una parte del cerebro llamada cerebelo.

El cerebelo es la parte del cerebro ubicada en la parte posterior de la cabeza sobre el cuello. El cerebelo es responsable del movimiento y tiene un impacto directo en actividades tales como:

  • Equilibrar
  • Habla
  • Postura
  • Para caminar
  • Corriendo

Los síntomas de la ataxia del gluten comienzan con leves y empeoran gradualmente con el tiempo. Cuando no se trata, la condición podría provocar un daño permanente.

También hay evidencia de que las personas que padecen ataxia de gluten mostrarán signos de atrofia cerebelosa. La atrofia cerebelosa es la contracción del cerebelo.

Desafortunadamente, la ataxia del gluten es un descubrimiento relativamente nuevo y aún no es ampliamente aceptado por los médicos y otros profesionales médicos. Esto puede dificultar el diagnóstico y el tratamiento adecuado.

Sin embargo, hay grupos de investigadores dedicados a difundir información sobre esta rara condición.

Ataxia por gluten síntomas

La ataxia del gluten es una afección progresiva, lo que significa que los síntomas pueden comenzar de manera leve y casi inadvertida, y progresar gradualmente a ser debilitantes.

Los síntomas de la ataxia del gluten son similares a los síntomas de otras afecciones de la ataxia, que pueden dificultar el diagnóstico preciso.  Algunos de los síntomas más típicos que una persona puede experimentar incluyen:

  • Problemas con movimientos generales, como caminar o controlar el brazo
  • Inestabilidad
  • Problemas con la coordinación
  • Pérdida de habilidades precisas de movimiento, como la capacidad de escribir o abotonar una camisa
  • Dificultad para hablar
  • Problemas de visión
  • Síntomas de daño a los nervios en las manos, los pies y las extremidades

Aunque la ataxia del gluten es un problema de sensibilidad al gluten, los problemas digestivos no son típicamente un síntoma.

Progreso

La ataxia del gluten es una enfermedad lentamente progresiva. Es muy similar a otros tipos de ataxia que también afectan el cerebelo. Esto puede hacer que sea difícil de diagnosticar o reconocer como una condición específica y tratable.

No es raro que las habilidades de movimiento general de una persona se vean afectadas primero, lo que generalmente se demuestra por problemas para caminar.

A medida que la enfermedad avanza, una persona puede comenzar a notar problemas con:

  • Mareo
  • Equilibrar cuando está de pie
  • Dificultad con el habla
  • Escribir o vestirse

Cuando una persona experimenta estos síntomas por primera vez, es probable que pueda revertir la progresión eliminando el gluten de su dieta. Sin embargo, si la condición no se detiene, el empeoramiento de los síntomas puede volverse permanente.

ataxia que afecta al cerebro

Ataxia cerebral

perdida de la agudeza visual causada por la ataxia

Ataxia Optica

enfermedad que produce mala coordinacion muscular

Ataxia

trastorno hereditario del sistema nervioso

Ataxia telangiectasia